jueves, 24 de enero de 2013

Los reyes de la arena (George R.R. Martin)

Este cuento largo me interesó porque lo recomendaron en la sección "Qué Leer" del fascículo número 13 "Los personajes: cómo hacer que seduzcan" del curso de escritura creativa El placer de escribir.


La historia es la  siguiente:
En un planeta no terrestre, Simon Kress, un hombre acaudalado y no exento de crueldad hacia los animales, se divierte comprando mascotas para entretenerse en su gran mansión apartada por unos cincuenta kilómetros de la ciudad.
En un viaje a la ciudad de Asgard consigue comprar en la misteriosa tienda de "Wo y Shade" unos pequeños animales que no son insectos, sino seres con una consciencia leve. Wo le cuenta que si proyecta su imagen holográfica en el terrario donde viven estos seres lo considerarán su dios. Esto último convence al egocéntrico Simon Kress, que acaba comprando cuatro ejércitos de reyes de la arena (los blancos, los anaranjados, los rojos y negros). La comerciante le indica que los reyes de la arena se adaptan al medio, así que si los quiere mayores, tendrá que ponerlos en un terrario mayor. También le comenta que los seres comen una especie de papilla, alimento previamente predigerido que obtienen en el interior del castillo. Lo consiguen del vientre después de que esta criatura lo haya elaborado durante varios días. Sus cuerpos no admiten otro alimento. El vientre habita en el castillo, y es su madre y un estómago al mismo tiempo. El vientre asimila cualquier tipo de alimento.
Una vez en casa los empieza a alimentar, pero se da cuenta que tardan mucho en guerrear por lo que les hace pasar hambre. Cuando ve que así consigue que luchen, invita a gente a unas fiestas cuyo objetivo es lanzar animales dentro del terrario para que los reyes de la arena luchen contra ellos.
Una ex-novia furiosa por la actuación malvada de Simon destruye el terrario con un martillo, con lo que los reyes de la arena escapan e inundan la casa, el jardín, etc de Kress. Y cada vez se hacen mayores, y están más enfadados con su dios que se ha comportado como un dios castigador, terrorífico, cruel y vil.

El cuento muestra la evolución de unos guerreros muy agradecidos si se les hubiera cuidado bien, que habrían luchado de forma noble y que habrían aprendido con su lucha, que son embrutecidos por la mente perversa y sádica de su dios, que los azuza unos contra otros. El hambre y el miedo que sufren solo es para que Simon pueda disfrutar con sus batallas. En cierta forma, les impide un desarrollo normal y sano y los vuelve perversos.
Este cuento plantea muchos temas tanto de índole religiosa, como acerca de la misma naturaleza oscura del hombre.


El personaje de Simon Kress pertenece al arquetipo de personaje "rebelde";  aquel que solo necesita una condición para existir: la presencia de unas normas que puedan ser transgredidas. Aunque, a mi entender, es un paradigma de rebelde cruel y bastante estúpido. No es el prototipo de rebelde que lucha por lo que cree justo, que no claudica, sinó un rebelde que apenas es consciente de serlo.


Fue publicado por primera vez en el número de 1979 de Omni. El cuento ganó los premios Hugo y Nébula al mejor cuento.

Este relato fue llevado a la televisión en el episodio "Los arenicolas" de la serie Más allá del límite.




Si queréis leerlo: Cuento "Los reyes de la arena"



3 comentarios:

  1. Tengo que empezar a leer estos libros, por cierto te sigo :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Informatica, Este cuento de ciencia ficción vale la pena... Saludos!!

    ResponderEliminar